5 mitos del sexo anal

5 mitos sexo anal Hay un montón de mística alrededor de sexo anal. Mucha gente lo ve como la última experiencia sexual a tener en cuenta mientras que otros son totalmente reacios a practicarlo. El sexo anal es otro tipo de sexo muy diferente al sexo oral o sexo vaginal, tiene su propio conjunto de reglas y códigos que deben respetarse para que puedas disfrutar de él. Hay reglas que son tan importantes para la práctica del sexo anal que incluso podrían ser consideradas inamovibles, en este artículo no vamos a desarrollar todas pero si vamos a deshacernos de algunos de los tópicos erróneos que rodean al sexo anal. Si quieres descubrir el sexo anal con tu pareja, asegúrese primero de seguir estas sugerencias.

1. El sexo anal es la mejor manera de mejorar tu vida sexual.
Le gustará a muchos de tus compañeros de juego y a otros no, esta es la realidad. A muchas personas les puede parecer simplemente increíble y hacen de esta práctica su juego erótico preferido, en primer lugar asegúrate de practicar el sexo anal solo con quien realmente esté dispuesto a disfrutar de esta sensación. Ten en cuenta que las sugerencias para mejorar tu vida sexual son sólo eso, sugerencias, y que no existe un criterio único.

2. El sexo anal es muy doloroso.
La realidad sobre el sexo anal es que no tiene que doler. Al igual que el sexo vaginal no tiene que doler y ser algo incómodo, el sexo anal tampoco tiene que ser doloroso ni incómodo. Sólo necesitas para asegurarte de que los dos reducís el ritmo y vais un poco más lento y que estáis usando la cantidad adecuada de lubricante. Puesto que la mayoría de la gente no tiene la misma experiencia con en el sexo anal que con el sexo vaginal, tu pareja de juegos debe asegurarse de que has tenido el tiempo suficiente para acostumbrarte a esta nueva situación.

3. A los hombres no me gusta tener sexo anal.
¿Has oído hablar del punto P? Te sugerimos descubrirlo en nuestro post. Es cierto que a muchos hombres no les gusta ser los receptores del sexo anal, pero hay una gran cantidad de hombres a los que si les gustaría, descubrir su punto P es uno de sus objetivos y no deberías cerrar esta posibilidad. Recuerda una mente abierta es esencial para disfrutar del sexo anal con tus compañeros de juegos.

4. El sexo anal es algo que no hacen las buenas chicas.
Es cierto que aún hay algunos tabús con respecto al sexo anal, pero es un juego erótico que poco a poco la gente está aceptando e incorporando a sus juegos de pareja. Es muy frecuente la visita en nuestra tienda de clientes que quieren descubrir el sexo anal y buscan la manera adecuada de iniciarse. Como hemos dicho anteriormente, mantener una mente abierta con tu compañero de juegos sobre el sexo anal siempre será algo muy valioso en tus relaciones de pareja, incluso si finalmente no termináis practicando sexo anal.

5. El sexo anal puede a estropear mi cuerpo.
Cualquier práctica sexual de sexo que no se practica correctamente puede a causar daños físicos. Hay precauciones y consideraciones que están presentes en todas las formas de sexo que debes tener. Recuerda tener la lubricación adecuada antes de probarlo y empezar lentamente de modo que así puedas una mejor idea de lo que realmente funciona para ti y tu compañero de juegos.