Bondage básico II

Bondage básicoContinuación de nuestros consejos básicos e imprescindibles, para iniciarse en la fantasía del Bondage y hacer de esta fantasía sexual la más divertida y emocionante para ti y tú pareja.

¿Cuerdas o restricciones?

La forma más fácil para empezar en el bondage es un conjunto de restricciones, con hebilla alrededor de la muñeca o de los tobillos y que se puedan ajustar y adaptarse a cualquier persona. Se puede añadir un trozo de cuerda o cadena en tu sistema de seguridad y asegurar el otro extremo a la estructura de la cama u otros muebles. Y cuando hayáis terminado, se puede incluso dejar la cuerda en su lugar ¡para que la próxima vez sea más rápido!

Las restricciones tienen un montón de ventajas. Es fácil utilizarlos con seguridad y conseguir salir del juego con mayor rapidez. Y no importa lo mucho que puedas llegar a tirar de ellos, nunca tendrás la suficiente fuerza para romperlos. Eso hace que sean mejor opción que otros sistemas que nos puedan apretar en función de la tracción que apliquemos.

Las restricciones de la tela son más ligeras de peso, pero pueden ser menos resistentes. El cuero es más pesado, pero son más resistentes y podemos hacer un mayor uso de ellas. Tenemos restricciones hechas de diferentes materiales, por lo que siempre encontraras el modelo que mejor se adapte a tus necesidades.

El bondage nos ofrece gran cantidad de diversión, siempre que tomemos el tiempo necesario para aprender algunas habilidades básicas. Tenemos algunos grandes libros y DVDs que están llenos de instrucciones y las fotos para que puedas empezar a atar a su pareja. Y a menudo ofrecemos talleres sobre técnicas de bondage con algunos de los mejores maestros de esta técnica. Echa un vistazo a nuestra programación para ver cual es nuestro próximo evento.

¿Y las esposas?

No las recomendamos para los niveles basicos porque no son tan seguras como otros medios de coerción. Las esposas de juguete pueden apretar demasiado alrededor de las muñecas y dañar nervios, tendones y los vasos sanguíneos de las manos. También suelen ser muy estrechas, lo que añade mucha presión en las muñecas, incluso cuando hemos dejado el margen de seguridad. Las restricciones son una manera mucho más segura para obtener el mismo efecto.

Ahora que tengo mis nuevos juguetes, ¿qué debo hacer?

El bondage esta limitado solamente por tu imaginación. Aquí teneis algunas ideas divertidas para empezar.

Haz que tu pareja se encuentre en la cama y ata sus manos por encima de su cabeza. Puedes mantener sus brazos juntos o hacer que se mantengan separados. También puedes atar sus piernas abiertas, con o sin las manos atadas. Inténtelo boca arriba o boca abajo. Estoy segura de que puedes pensar en algo para hacer en cualquiera de esas posiciones.

¡Ser creativos con los muebles! Dobla a tu pareja sobre un taburete o una mesa y átale las piernas. O asegura sus muñecas a los tobillos. Ata los pies de tu pareja a las patas de la silla y las muñecas a los brazos de la silla. Mientras que sus genitales pueden o no estar disponibles, hay un montón de juegos divertidos que puedes hacer.

Pon las restricciones en las muñecas de tu pareja y sus manos juntas detrás de su espalda. Tendrás un montón de posibilidades, ¡pero seguro que no se puede escapar!

Mascaras para añadir más emoción al bondage, tanto porque tu pareja no puede saber lo que estás haciendo y porque la falta de el sentido de la vista aumenta la cantidad de atención del resto de sentidos. Además, si sois nuevos en el bondage, es posible que te sientas más cómodo al saber que tu pareja no puede verte.

No olvides que hay multitud de complementos que puede ser usados en el bondage, como acariciar a tu pareja con pluma, con cubitos de hielo, con las uñas y si no tienes las uñas largas, también puedes utilizar una rama de bambú por su piel. Nuestras lociones para masajes y velas de masaje son una gran manera de sorprender a tu compañero de juegos que no se puede mover. Casi cualquier cosa puede ser un gran juguete, ¡especialmente cuando se combina con el bondage!